lunes, 30 de junio de 2014

Fear(less)


Si no tuviera miedo pasaría el resto de la tarde contigo; nos iríamos a una playa lejana, solitaria, como la que soñé el día que fuimos a los juegos infantiles, el día que me quedé dormida en tus piernas y creí que los autos sonaban como palmeras que se agitan; que el suave viento era la brisa marina, salada.

Si no tuviera miedo te diría todo lo que pasa por mi cabeza


***
¡Hola! Después de tanto, tantísimo tiempo mirando la pantalla en blanco, empezando una y otra vez sin que nada me gustara, escribí esto, que tampoco es como que me encante, pero algo es algo, tengo que superar esta crisis de escritor poco a poco. Me siento como jugador de futbol que falla goles frente a la portería.
Ya estoy por fin de vacaciones, aunque no me siento completamente tranquila porque todavía tengo que presentar mi examen de ingreso a la universidad, espero que esta especie de tortura termine pronto y pueda disfrutar de mis días libres como se debe.

Una mandarina que habla

lunes, 23 de junio de 2014

Gerberas

Días en los que las hojas en blanco no parecen llenarse por más que batalle con ellas; días en los que un número parece definir quien soy y adonde voy. Días en los que las lágrimas se me escapan, aunque no quisiera, y golpeó las almohadas, la mesa, a mi corazón, a mi autoestima, a las personas que quiero.
Días en los que intento estar tranquila, días en los que quiero controlar mis pensamientos, días en los que quiero ser feliz y lo único que tengo es este montón de mierda que no me deja en paz, un montón de mierda que no tiene razón de ser, pero aún así me tiene hundida. 


¿La imagen de la gerbera hace todo más feliz? ¿No?

*******
Quisiera que mi primera publicación después de tanto tiempo no fuera tan... ya saben... deprimente, pero es cierto todo lo que está escrito arriba; se supone que debería de sentirme feliz, las cosas van bien, por fin terminé la escuela, mis calificaciones están estupendas, mi relación es increíble y más, pero sólo termino sintiéndome bah. Incapaz de escribir algo, incapaz de mantener mi energía serena y firme, incapaz de sentirme bonita. 

lunes, 28 de abril de 2014

Liebster Awards

¡Hola! ¡Hola! Hace muuucho tiempo que El jardín de las malas hierbas me nominó a este premio, el caso es que, aunque me prometí contestarlo, al final perdí la memoria y nunca lo hice. Hasta ahora. (En realidad quiero ganar el sorteo y la única forma posible que se me ocurre es hacer trampa aumentando el número de veces que aparecerá mi nombre, porque bueno... en realidad tengo muy mala suerte)

Normas:


- Agradecer al blog que te nominó y seguirlo.
- Responder a sus once preguntas.
- Nominar once blogs con menos de doscientos seguidores.
- Avisarles.
- Realizar once nuevas preguntas a los nominados.


Malas hierbas, mis queridas malas hierbas ¿qué les puedo decir? encontré su blog cuando apenas era un hierbajo y quedé atrapada entre las ramas. Me gustan mucho sus reseñas, en especial por su tono crítico (y humor negro)

Responder a las 11 preguntas
Preguntas para mis nominados:

- ¿Cómo cuánto me odias por haberte incluido en esta cosa y obligarte a rellenar estas estúpidas preguntas?
He hecho cosas peores. Le doy de comer a mi papá (castroso/burlón/grosero) todos los días.

- No, en serio. ¿Cuánto?
Pues...

- Piensa en una sola cosa que tenga tu blog que no hayas visto todavía hacer en ningún otro blog. ¿Encuentras alguna?
Um... un IMM de clásicos, ¿soy la única que no lee Best-sellers?

- ¿«Contestadme» o «contestarme»?
Contestarme

- ¿Cuántas veces, al entrar en una panadería, piensas «Peeta lo hubiera hecho mejor»?
¿sinceramente? ninguna ¿alguien puede concentrarse cuando hay de esos panes con mantequilla y azúcar encima?

- ¿Wannabe Lizzy Bennet o Mary Sue? (Pista: solo hay una respuesta correcta)
Lizzy Bennet, totally.

- Si en tu blog te dedicas a hacer reseñas/críticas literarias, ¿pones nota a los libros? En caso afirmativo, ¿por qué diantres haces eso?
      -3/5 a tu pregunta Ortiga.

- Los unicornios prefieren relacionarse con jovencitas vírgenes y, aparentemente, son capaces de reconocerlas. ¿Qué opinión te merece la obsesión de Laura Gallego con los unicornios, a la luz de esta información?
¿Quién es Laura Gallego?

- Rápido, ¿la primera palabra que aparece en tu cabeza cuando alguien grita «¡Corred, insensatos!»?
Voyagooglearlo

- En Harry Potter, un basilisco de quince metros se pasea por el colegio utilizando el sistema de tuberías. Se admiten estimaciones, ¿cómo de anchas calculas que deberían ser las paredes del castillo? Y ¿cuántos galeones crees que invirtió el profesor Dumbledore al final de ese curso para tapar los boquetes que el bicho dejaba al entrar y salir de las susodichas tuberías para atacar a los estudiantes por los pasillos?
Acabo de ver La Cámara Secreta en Warner y la verdad es que no tengo idea. Quizá era como esas mangueras que anuncian en la tele, se encogen.

- Y por último. ¿Qué estarías dispuesto a hacer con tal que conseguir seguidores para tu blog? Me refiero a aparte de haber perdido el tiempo en contestar estas estúpidas preguntas. A no ser que consideres que soy desternillante, en cuyo caso no habría sido desperdiciar tu tiempo. De nada.
En realidad tengo un poco de sueño...

Mis preguntas (esto es lo más mala leche que puedo ser) (mala leche es muy español)

-¿En Twitter, Facebook, Instagram (o alguna red social) tu nombre es el de algún personaje de un libro? 
-¿Cuál crees que es el mejor libro que has leído en tu vida?
-¿Gatos o perros?
-¿Te consideras difícil, única, diferente, especial?
-¿Conoces algún escritor mexicano? ¿Quién?
-¿Nietszche o Kant?
-¿Cuál crees que sea la opinión de Poe, Hemingway o Joyce de Laura Gallego, Suzanne Collins, Paulo Coehlo, Stephenie Meyer?
-¿Escribes?
-¿Compras tus libros en librerías o en tiendas comerciales?
-¿Qué personaje te parece más odioso?


Lo siento, no soy capaz de seguir con esto.

Nominados:


Una mandarina que habla :)

viernes, 25 de abril de 2014

Nota personal


Cosas por hacer:

Regresar la película antes del martes
Comprar un paquete de pañuelos
Crema para el enrojecimiento de la nariz
Dejar de revisar el celular cada cinco minutos
No fue tu culpa
Lo que sucedió no fue tu culpa
Come
Llamará
Todo está bien
Sal de la cama
Y deja de llorar maldita sea
Deja de llorar
Diablos, odio esto.


*******
¡Hola! ¡hola! espero que estén bien, muchas gracias por sus comentarios bonitos en la entrada anterior, en realidad estaba muy muy feliz, hoy Dalí (mi perro) cumple una semana conmigo, me sigue a todos lados y no se duerme si no lo acaricio. Es un amor. Aquí algunas de sus fotos:



Es un bebé así que duerme prácticamente todo el tiempo.














Una mandarina que habla

sábado, 19 de abril de 2014

Vueltas y vueltas. Me falta el aliento.




Doy vueltas y vueltas y vueltas. 
No dejo de dar vueltas.
Me falta el aliento.
Todo gira a mi alrededor.
Sigo dando vueltas.
Echo la cabeza hacía atrás.
Y me río.
Carcajadas.
Y las vueltas siguen y siguen.
No quiero detenerme
Pero dejo dar vueltas
Y nuestros labios se conocen 
Lento.
Tierno.
Dulce.
Me besas
Nos besamos
Y las vueltas siguen y siguen
Aunque ya no este girando
Estoy enamorada

****
¡Hola! Después de siglos sin publicar algo mío logré hilar un par de frases en apariencia coherentes sobre el amor, lo siento, no pude evitarlo. Hoy cumplo 4 meses con mi novio, y soy ñoña y cursi.
 Así es como se siente, estar con él es dar un millón de vueltas, sentirme frenética, asustada y feliz. ¿Quieren saber que me regaló? Necesito decírselos, me compró un perro. Un perrito de verdad precioso, ¿quién hace eso? Sólo él, que sabe que, contra mi voluntad, me quedaba sola todas las tardes. Dios, lo amo.

También aprovecho esta entrada para anunciar que participo en el Concurso de Relatos del blog Nena Unocuatro. Es muy interesante, con un premio bastante genial. Espero que se animen a participar
Click aquí para checar el increíble concurso
Una mandarina que habla

jueves, 17 de abril de 2014

Mushroom's man

Hola, hola, hoy les traigo lo prometido: mis citas favoritas del libro el hombre de los hongos, sé que es poco conocido pero es mi labor que conozcan sobre buenos autores (con orgullo lo digo) veracruzanos.

El hombre de los hongos es una historia preciosa, yo la ubico en el realismo mágico, pero creo que depende de la perspectiva. La historia es narrada por Emma y comienza con la llegada de un huérfano a su hogar, muy a lo cumbres borrascosas, crecen juntos e inevitablemente se enamoran, pero la cosa no es tan fácil cuando un amor está maldito.

"Sufrir, siempre me ha resultado más cómodo y fácil. La alegría me produce un esfuerzo que considero a la larga innecesario"

"No nací para combatir y todo lo he aceptado con una mansedumbre que si no hubiera estado disfrazada de desprecio habría rayado en la estupidez"

"Los amé con el debido cariño y a su debido tiempo"

"Una belleza que sólo puedo conceptuar de demoníaca"

"Yo nunca había visto nada semejante: no sabía lo que es, o puede ser, el amor"

 "No sabía que un hombre puede olvidarse de todo lo que le rodea y ver únicamente a la mujer que ama, como si no existiera nada más" (mi favorita)

"La felicidad no se graba, no deja cicatrices"

"En la naturaleza todo puede ser tan frágil como uno mismo"

"El destino se cumple a nuestro antojo, o a pesar de nosotros mismos"

"Pero la eternidad es... algo más ingrato y prolongado" 
 
 
Una mandarina que habla

POR FAVOR, VISITEN Y COMENTEN MI IMM ANTERIOR, QUE ESTÁ MUY TRISTE Y SOLITO.
AQUÍ AQUÍ AQUÍ AQUÍ AQUÍ
 
 
 
 

domingo, 6 de abril de 2014

En mi buzón

¡Hola! ¡hola! ¡hola! como ya es dominguito por la tarde, estoy un poco cansada, sin inspiración y están pasando una de mis películas favoritas en la tele: El día después de mañana.
Voy a hacer mi tercer In My Mailbox o En Mi buzón, para mostrarle mis últimas adquisiciones.



Ignoren por favor la calidad de mis fotos, jaja. 

Tengo que decirlo, estaba muy asustada sobre el hecho de leer a Kafka, había escuchada que era muy difícil de comprender y me imaginaba una prosa al estilo de Joyce, pero el caso es que me gustó mucho. La interpretación quizá es lo más complicado, pero no cabe duda de que fue un genio. Creo que en la actualidad muchos autores comenten el error de utilizar palabras o frases muy elaboradas, en apariencia profundas para lograr sus textos.(exceso de cultismos) ¡FAIL!



A estos dos bebés aún los tengo en espera, con unas ganas tremendas.

¡Aaaaay! El hombre de los hongos. ¿Existe un libro mejor? Había leído  un libro de Sergio Galindo antes, autor veracruzano y no me decepcionó en absoluto, pero con esta novela corta se consagró como uno de mis favoritos. La utilización de la elipsis es maravillosa, la historia increíble.

Voy a hacer una entrada con mis citas favoritas en esta semana, así que sabrán mucho más de él.


El libro de Edgar Allan Poe lo compramos entre mi novio y yo en Mixup, es de cuentos y sólo he leído unos cuanto así que no puedo dar una opinión concreta al respecto, ¿necesito darla? ¿alguien puede negar su genialidad para construir espacios y situaciones? El principio del placer llegó a mis manos antes de que José Emilio Pachecho dijera adiós a este mundo, me llamó la atención porque es una novela corta de iniciación.
Aparte de eso, he leído sólo un par de cuentos más, muy divertidos y bien logrados. 

 

El psicoanálisis de los cuentos de hadas me lo recomendó  mi maestro de teatro y aunque me dolió el codo por comprarlo (casi doscientos pesos) no estoy para nada arrepentida, es increíble, lo voy leyendo por pedazos, pero para mí:
fanática de la literatura y futura maestra de preescolar es una especie de paraíso.


Hace muuuuuuuucho, muuuuuucho tiempo leí una reseña en blogspot sobre Aura,primero me sentí orgullosa de que leyeran una obra maestra escrita por un mexicano y luego decepcionada porque la chica decía que no le había entendido, pensé, en ese momento, que quizá era muy difícil. Ahora que por fin lo leí, no entiendo su comentario. Es cierto que  tiene una atmósfera opresiva, hasta cierto punto macabra, húmeda, oscura y que la segunda persona no es muy común, pero me parece un libro excelente.(y entendible)


Pero que edición tan más horrible, se los juro. Una puntuación horrorosa y les juro que incluso encontré errores de ortografía, ¿quién publica estas cosas? bueno, quizá es parte mi culpa por buscar siempre lo más barato, (o de la persona que me regaló este libro por buscar lo más barato) La historia es maravillosa, maravillosa, maravillosa, maravillosa, alguna vez Ofelia me dijo que Hemingway no era un escritor intelectual y que eso se le notaba, creo que es verdad, pero quizá no lo diría con el mismo tono despectivo que utilizó ella. (Aunque ahora le guste más) 



 Una mandarina que habla



martes, 1 de abril de 2014

Demonios

"seré bonita aunque sea lo último que haga"


En algún momento de mi vida dije que si tuviera un ED sería la bulimia, no podía (ni puedo) aguantar el aroma de la comida, cuando se queda detrás de la garganta y la boca se te llena de agua. No lo consideraba realmente, sí, me sentía (siento) gorda, odiaba (odio) la forma en que la grasa abre su camino a través de mis pantalones para mostrarse ante los demás, esos pequeños (grandes) rollitos al sentarme, como mis muslos se rozaban (rozan) cuando estoy parada con los pies juntos. Lo odiaba (odio) y me odiaba (odio) a mí, por ser débil y  no dejar de comer o empezar a vomitar (o por ser fuerte y no hacerlo)


Ese día, aquél día, no pensé en los murmullos de mis compañeros: "la pobre chica enferma" "patética" "bulimica" no, recordé el paquete de galletas de chocolate con nutella que había devorado, una tras otra, lentamente, sentí su sabor en mi boca y luego el asco. Involuntario.
Caminé hasta el baño y dejé que mi dedo llegara hasta el fondo de mi boca, así sin más. Mis manos se mancharon de negro, la taza se convirtió en una sopa asquerosa.

Y pensé que ese sería el final, pero fue sólo el comienzo.




*****
 Aprendí que funciona: si escribes sobre algún ED, lo hagas bien o mal es una bellisíma obra de arte. Nadie puede criticarme, ni a mi estilo ni a mis faltas gramaticales ¿saben por qué? porque este relato está basado en experiencias personales, créanlo o no. Admito que nunca llegué a ser más que una triste wanna, pero estuve a punto de llevarlo más lejos, el orgullo fue lo que me salvó, no podía soportar que la gente me viera enferma, con lástima; pero sucedió, así que estoy esperando mi NOBEL.¡AHORA! Creo que es algo por lo que la mayoría de las chicas hemos pasado, sentirnos mal con nuestro peso; créanme, ésta no es la solución, nunca termina, un kilo se convierte en ocho, y después estás deseando que tu masa corporal entre en "peso bajo". Quería hablar de esto desde hace tiempo, algunas entradas sobre el tema se quedaron en borrador, pero lo que pasó con las malas hierbas, ¡ah! el pretexto perfecto.

Sobre lo que sucedió con el blog de Volando entre páginas, (sé que ya pasó algo de tiempo) pero estuve ocupada leyendo Fedro y no pude subir entrada antes, conozco a Laura y sé que no es mala persona, cometió un error, como todos lo hemos hecho alguna vez (Y QUIEN ESTE LIBRE DE PLAGIO QUE LANCE LA PRIMERA PIEDRA) no van a venir a decirme a mí, que ni siquiera una idea de otra persona los ha influenciado, por dios; somos seres sociales y toda esa basura de ser completamente auténtico aquí no va. Sólo quería decirles eso, que le bajen, (es muy mexicano ¿no?) que ya no le pongan tanta crema a sus tacos, si los copiaron pidan cordialmente que se retiren las entradas, ella ya lo hizo.


 (y no le deseen anorexia a nadie) ¿por qué tanto problema? 
Come on and take a walk on the wild side


una mandarina que habla

miércoles, 26 de marzo de 2014

Historias...

... de Ofelia Martínez

Sin duda, la soledad se me da bien. Recuerdo que me costó callar lo que sentía. Aunque, lo que nunca he podido lograr es dejar de rodearme de historias. Las historias solo existen en los labios de personas que saben contarlas.
Las malas historias me matan. Derraman una gota de sudor en forma de sangre. Son el signo a la existencia de la estupidez humana. La subestimación del amor, como algo pasajero y efímero; se vuelca hacia mí como una idea aplastante.
Sólo se habla del amor en forma de besos. ¿Dónde queda el infinito? ¡Lo hemos matado! Entre el anhelo de no ser perfectos, ha sido sepultado. Entre el llanto de adolescentes que solo buscan olvidar la soledad; cuando la soledad conlleva al infinito.


¿Dónde queda la pasión? Ha sido sepultada entre los pedazos de las consecuencias. Ahora ¿Cómo llegaré al infinito, si he perdido el vehículo? ¿Qué haré todas las tardes, si mis ojos ya no despiden lágrimas?
¿Qué haré? Morirme, en un vuelco de infelicidad forzada. Ya no podre observar el vuelo de la mariposa con placer. ¡Porque se ha ido la pasión! ¡Mataste al infinito!, porque la perfección te pareció estúpida. No tomaste al hombre como puente, si no como el fin.

Ahora te vuelcas en un piso con techo. Sin poder ver hacia las estrellas, y saber que eres más que un hombre.



******
Este relato, para empezar, no me pertenece, lo escribió una de mis mejores amigas, Ofelia Martínez por petición mía. Quería algo suyo en mi blog. Tenemos estilos, gustos literarios y cabello muy distintos; pero de alguna manera hemos logrado conectarnos. Cada día aprendo más de ella, de la vida y de Nietzsche (y del evangelio, gracias jaja)


Una mandarina que habla 

domingo, 23 de marzo de 2014

Cliché

Érase una vez, hace mucho mucho tiempo, en una ciudad... dígamos, San francisco, Nueva York, París o Londres...


Vivía una joven de 16 años. Su nombre es Cat, Bella, Charlotte o Min y  ella es... sí, ella es diferente, está sola con su madre, le gusta leer libros y ver cine de arte. No es una adolescente típica, es más, estoy segura que ni siquiera se considera a sí misma como adolescente; quizá como chica difícil.


Es su primera semana de clases y mientras se encuentra en el salón de Historia, Biología, Trigonometría o cualquier otra materia que odia, aparece ÉL. 



Él, un joven apuesto, de sonrisa torcida y de nariz aguileña, una mochila al hombro y porte desgarbado, lleva, probablemente, un cigarro en la boca, pero no porque fume, sino como metáfora. Se sienta a un lado de nuestra Ella, quien ya lo detesta. (Aunque todas las demás chicas lo amen)


Después de unas páginas.. (inserte aquí: hombres lobo, vampiros, ángeles caídos, cazadores, reencarnación, cáncer, diálogos "ingeniosos", mejores amigos en la friendzone, referencias a libros -preferentemente Romeo y Julieta- o a películas indie)


...El final, the grand finale Él y ella se enamoran, para Él, ella es tan única y especial que no puede dejar pasar esta oportunidad, lo hace sentir diferente... para Ella, él es frío, incluso muchas veces esquivo por su pasado doloroso, pero en el fondo es tierno, dulce y protector.



(o quizá, dependiendo del grado de maldad del autor, no terminan juntos, aquí uno puede dejar volar la imaginación.. ¡pero no tanto! -muerte, cambio de ciudad, infidelidad o diferencia de especie, están admitidas-)

                                                                                                                 una mandarina que habla



miércoles, 19 de marzo de 2014

with ordinary love...

Me gusta correr.  Bueno, en realidad no siempre me gusta correr, mi papá siempre dice que no sé como hacerlo bien y lo más probable es que tenga razón. Una vez vi en la calle a un señor que corría tomando de la mano a su hija, y créanme él en serio no sabía correr. 

Bueno. No siempre corro, pero me gusta, me gusta cuando llueve y llevo puestos mis zapatos deportivos, me hacen sentir… no sé, diferente a como me siento normalmente, supongo. 

Las gotas comienzan a mojarme la ropa y yo comienzo a andar cada vez más rápido, cada vez más y más rápido; hasta que mis pies apenas rozan el suelo, o es así como lo siento. 

La distancia desde la parada del autobús hasta mi casa, se me hace corta... yo quiero seguir corriendo. Quiero seguir siendo libre, y rápida, y fugaz, y todo lo que no he sido durante el día, la semana, el año, la vida. 

Quiero ser  yo. 

Si tu haz corrido bajo la tormenta, atravesado el umbral de tu casa goteando, agitada, con ganas de reír aunque no tenga sentido...

"A ti también la tempestad te ha purificado"


*****

¡hola! ¡cuánto tiempo! No espero que piensen que los insultos me asustaron, no, que va, ya estoy grandecita. Además fue muy divertido,"El príncipe de Dinamarca" es... sí, nada más y nada menos que Hamlet. Un personaje que yo creé parecido a uno de mis ex-novios, pero personaje al fin.  Tomé el nombre que le da William Shakespeare, pero ¿por qué tanta preocupación? Es sólo una historia, mi historia, para burlarme un poquito de un libro. En fin, me estoy alargando con esto, tenía exámenes y estaba ocupada intentando pasar Filosofía y Filosofía de la vida; mi idea para hacer el blog más cúl y creativo sigue en proceso, pero va un poco más lenteja. Lo bueno es que las vacaciones se acerca, sueño con la playa, dios mio.

una mandarina que habla
¡3 meses!





miércoles, 12 de marzo de 2014

Y por eso te dejé


Aquí está, o aquí estaría  lo que quedó de la rama que hicimos para el concurso en diciembre del 2011. Pero ahora se encuentra en la basura, como todo lo que me diste en un año y tres meses de relación.
Así nos conocimos, yo estaba loca por alguien más, ese “alguien más” al que le daba pena que nos vieran juntos en público, pero me besaba en privado. Ese “alguien más” que me decía que tan pronto como se diera la ocasión seríamos novios oficiales y le publicaba, al mismo tiempo, corazones a otra chica. Pero esa es otra historia… también lejana y vacía como esta,
Llevaba una blusa negra que tapaba mis kilos de más, grande, ancha y con un gato al frente “I Hate Mondays” decía, pero era sábado.  Utilizaba un gorro gris, un gorro gris que también tiene una historia, a la que algún día le haré justicia. Estaba en un equipo para el concurso de ramas de la increíble y fabulosa “Delfines Marching Band”, con gente que apenas conocía de vista, entre ellos tú, mi Príncipe de Dinamarca. Sostenías la rama entre las manos, la rama que le habían cortado a un árbol detrás de la escuela improvisada y grotescamente; yo le colgaba cosas, listones, esferas, todo lo que tenía a mi alcance. Lo primero que recuerdo haberte dicho fue:
“Nuestra rama está bien culera”
Después me dirías que desde ese momento te enamoraste de mí, lo escuché saliendo de tus labios, “desde ese momento me enamoré de ti”
Pero yo no me enamoré de ti, hasta mucho después.
Hasta que “alguien más” se olvidó por completo de mí y empezó a pasear a la nueva chica frente a todos, como nunca lo hizo conmigo, hasta que mi mamá me convenció el catorce de febrero para salir con “el príncipe de Dinamarca”. Contigo.
 “Date la oportunidad, sal con él, ándale”
Creo que siempre se arrepintió, porque ese fue el final de nuestros días felices.
Fuimos al cine a ver la dama de negro, el estreno de la cartelera, no recuerdo mucho de la película, tampoco recuerdo mucho de la plática, sólo que mencioné a muchos de mis exs y tu también, leí en una revista que eso no se hace en la primera cita, pero aún así lo hicimos. Hacíamos lo que queríamos, como siempre.
Y lo que nunca olvidaré, nunca, nunca, nunca.
“¿de qué color son tus ojos?”
Y entonces te inclinaste para besarme y yo me hice para atrás, había besado a muchos chicos en las salas del cine antes, no tenía por qué tener miedo, pero en ese momento me asusté.  Vi algo en tus ojos, como si el verde agua se convirtiera en hielo y luego se derritiera, todo en un instante.  Te  diste cuenta de mi rechazo y te alejaste, miré para otro lado, recuperé mi valor y te besé.
El resto de la película se escapó entre tus besos y abrazos, entre la forma en que me tomabas de la mano, en el latido de tu corazón que escuché al recargarme en tu pecho.
Aquí estaría el ramo de flores de colores que me regalaste una vez, aquí estaría el disco de Hands All Over y la botella vacía del perfume de mi cumpleaños, la sudadera azul demasiado grande para mí, la sudadera azul que justo ayer le regalé a una mujer en la calle, aquí estarían todo eso. Pero no está, tu ya no estás y yo tampoco.

Sólo algunos recuerdos demasiado vagos como para ordenarlos.
Me pediste que fuera tu novia, me hablaste por el chat un martes ¿o era jueves?  Diciendo que llegara temprano al ensayo, pero llegué tarde, aún así insististe en que diéramos una vuelta, y yo no me negué.  No tenía voz, literal, una infección en la garganta me había dejado ronca, aún así, respondí que sí, que sí quería ser tu novia. La primera vez que salimos después eso, llovía y corríamos entre las casas detrás de la escuela, y nos besábamos, y reíamos, y tocábamos los timbres, y echaba mi cabello hacía atrás y tú me besabas el cuello y decías que me querías.
Aquella otra vez cuando te tomé de la mano terminando un ensayo y corrimos hasta donde la calle hacía una curva y los árboles nos cubrían de los ojos ajenos, ese día nos besamos llenos de ansiedad, sedientos de quien sabe qué, mientras nuestras manos recorrían los cuerpos del otro.
Cuando fuiste tú el que me llevó de la mano, con los ojos llenos de lágrimas, diciendo que eras feliz, feliz, feliz por un sueño que después no se cumplió, porque te fallaron, como te fallé yo.
“Somos una sola persona”
“Somos una sola persona”
“Fuimos una sola persona”

Y luego, las peleas.
Esas peleas de las que nunca he hablado con alguien y nadie excepto tú las conoce. Hasta ahora.
Aquella vez que dije que me gustaba el chico asiático de la película, te lo dije en broma y aún así te molestaste, yo te rogué que me perdonarás y luego te insulté, te insulté hasta que hiciste lo mismo, y luego me fui, te dejé en el cine a la mitad de la película. O aquella otra vez, cuando grité en el puesto de las hamburguesas, ni siquiera sé como empezó, no sé como era que peleábamos tanto, pero lo hacíamos. La vez que terminé contigo, aunque me esperaste durante dos horas, la siguiente vez que terminé contigo porque no me prestabas la atención que quería.. la vez que te grité que dejarás de burlarte de mis amigos, y  fuiste tú quien terminó conmigo. Todas las veces que te llamé pobre, empleaducho, idiota, tonto, todas las veces que te hice sentir que no estabas a mi nivel a propósito; lo siento. Y sobre todo lo siento, que las cosas hayan terminado como terminaron, que yo haya tenido que enamorarme de alguien más para tener el valor de dejarte. 
y esas son las razones por las que te dejé, pinche culero.
Porque no soy igual que tú. Porque incluso cuando te dejé, estaba pensando primero en ti, en lugar de en mí.
Sé que quien eres ahora, ya no es el Príncipe de Dinamarca que me pertenecía, o eso espero.

Una mandarina que habla


domingo, 9 de marzo de 2014

if I were you...

La clase seguía, la clase seguía aunque la campana ya había sonado.
Sonó hace´... -sacas tu celular de la bolsa para comprobarlo- hace como diez minutos y la pequeña mujer continuaba hablando, hablando, hablando, y tu no entiendes nada, no sabes de qué demonios habla, así que comienzas a escribir tonterías en tu libreta: tu nombre, tu nombre una y otra vez hasta que llenas la página.
Una idea extraña llega a tu mente, una idea verdaderamente extraña-
y... ¿si fueras tú?
Sueltas el lapicero y te dejas caer en la silla, dejando la mirada fija en el pizarrón, la boca un poco abierta quizá.
¿y si fueras tú?
Imaginas que es tu nombre el que todos repiten en tono de burla; que levantan tu libros en el aire. Puedes ver la escena en tu cabeza:
-No es mío, maldita sea, el libro no es mío, devuélvemelo. -Gritarías
Ellos ríen, ríen, ríen y ríen. Ríen cuando hablas en clase y ríen cuando pones un pie en el pasillo.
Conocen tus defectos, aquellas cosas que precisamente no te gustan, nunca te han gustado y te las recuerdan, ¿por qué diablos lo hacen?
Tú, inevitablemente tratarás de agradarles, cada vez más te preocuparás por ellos, por lo que dicen de ti.
La clase termina, al fin, todos comienzan a salir y se te antoja el aire fresco, contrario a la atmósfera sofocante de la habitación.
Una chica, la conoces, todos la conocen un poco, ha estado con la mayoría de los chicos de la escuela, te golpea al intentar entrar, sabes que no lo hizo deliberadamente e incluso, apenas te hizo perder el equilibrio durante unos segundos.
-Gorda, dices.
Así, sin dudarlo, fuerte y claro. Ella te mira y sigue su camino.
No te responde
Nadie nunca te responde
y nadie, tampoco, se burla de chicas como tú.


****
¡holaaaaaaaaaa! buenos días, tardes, noches o lo que sea en este momento mientras me leen, sé que he estado desaparecida y que, prácticamente cada fin de semana vengo aquí a decirles que es la última vez que lo hago, que no volverá a suceder y cosas así, que estoy motivada. El caso es que cada fin de semana me siento "motivada" tengo muchos planes y cosas de ese estilo, pero conforme va pasando la semana y con tooooodo el tiempo que paso sola, mi cama se vuelve apetecible y es casi un pecado dejarla intacta, se los juro, duermo al menos unas doce horas al día. Intentaré, lo prometo, que no vuelva a suceder, en especial porque tengo exámenes, pero confío en poder administrar bien mi tiempo (y esas cosas en las que confío cada fin de semana) pero esta vez tengo una intuición (y las intuiciones o no se tienen o no se tienen) 

Hablando de esas cosas, jocelyn y yo estamos haciendo nuestra propia versión de "y por eso rompimos" la de ella la publiqué en la semana, Aquí Aquí Aquí Da Click Aquí , por favor comenten y esas cosas.

Una mandarina q
ue habla



Dios, estoy enamorada.

miércoles, 5 de marzo de 2014

Y por eso me dejaste, pinche culero.

Diría que todo comenzó el día en que me besaste por sorpresa, pero la  verdad es que fue antes, el día que me llamaste por primera vez. Esa llamada me hizo dormir con una sonrisa en los labios, lo juro.
Y la primera vez que salimos hiciste que todo fuera tan perfecto.
Estaba con mis amigos; te encontré casualmente afuera del Burger King sentado, tan estúpidamente lindo.
Caminamos lentamente, hablando y bromeando, tropezando. Luego llegamos al lugar perfecto, nos sentamos, y seguimos hablando  de cosas que ya no puedo recuerdar, escuchamos música en tu ipod...
Después, por una extraña razón, intentaste meter tu dedo en mi zapato y yo me alejaba, después de jugar como niños, terminaste tomando mis dos muñecas e intentaste besarme, yo me di la vuelta y me levanté. Y no lo hice porque no te quisiera besar, fue sólo que no estaba lista para un primer beso. Y tú lo entendiste. Y volviste a intentarlo, miles de veces.

Baile. Risas. Fotos.

Ese día tenía que cuidar a mis hermanas y estando contigo terminé olvidándome de ellas, hasta que una llamada me hizo regresar en sí. Nos levantamos, pero antes de salir de ese lugar perfecto me besaste y te besé.

Tú no te diste cuenta, pero abrí los ojos y vi nuestra silueta en el suelo, eres lo mejor que me había pasado. Mejor dicho: eras.

Tomé tu mano y caminamos. Hicimos muchas paradas, me besabas y te besaba.
Ese mismo día, continuamos hablando por chat y me dijiste tantas cosas y yo las creí todas.
Al día siguiente, desperté y para serte sincera, estaba muy nerviosa de ir a la escuela y verte. No sabía qué hacer o decir. Tú parecías más tranquilo.
Llegué como todos los días, me senté en mi lugar y comencé a platicar con Nicole. Fuiste a verme y me besaste. Después de eso, estuvimos la mayor parte del día juntos, sentados junto al escritorio. Me preguntaste que si quería intentarlo, dije que sí.
Durante las pocas semanas que puedo decir que fueron "nuestras", te quise tanto.
Aquel día en el que me besaste en medio de todos cuando el subdirector dijo que podíamos salir temprano a causa de un temblor, te quise tanto.
Y el día que fingimos casarnos en un parque, con tan solo una niña pequeña de testigo. Ese día te quise aún más.
Y el día que me llevaste a tu casa, ese día que lo fue todo y nada a la vez. 
Me mentiste, dijiste que ya no querías estar más conmigo, luego sonreíste y dijiste que era una broma. Yo salí corriendo diciéndote que te fueras a la chingada. Corriste, me abrazaste y me besaste.
Y te quise otro poco más.
Aquel día no me llamaste por la noche, al otro día yo te llamé. Salimos a caminar y me preguntaste por qué me había "clavado" tanto contigo en tan poco tiempo. Fingí no odiarte, pero la verdad es que te odié tanto en ese momento.
La siguiente semana fue la peor, en la escuela apenas y me hablabas, ya no me acompañabas a tomar el autobús, todo se había ido.Pasó tan rápido. 
El último día de escuela antes de salir de vacaciones dijiste que te irías conmigo saliendo.
Caminamos. Llovía. Me detuviste a mitad del camino. Dijiste que ya no querías estar conmigo. Me diste un beso en la frente. Te fuiste.
 Y yo te seguí queriendo, tanto. Como si nunca me hubieras dado ese último beso en  la frente. Te seguí mandando mensajes, me seguiste respondiendo. Te dije que saliéramos la siguiente semana, salimos.

Ese día... fue el comienzo de mi vida loca y desenfrenada a tu lado, me enseñaste a fumar y me volviste a besar, no fue un beso como los otros, fue algo más violento. Tú te arrepentiste y yo ya no pensaba en nada más que estar contigo.
Por un momento creí -así de tonta fui- que todo volvería a la normalidad, que podía llegar como si nada y darte un beso. No fue así. Actuaste como si nada hubiera pasado, parecía que ni siquiera sabías mi nombre, fuiste tan idiota.
Seguí dejándote llamadas perdidas, tú siempre me las devolvías. Y así hiciste que mis sábados fueran tuyos, y que tus sábados fueran míos.
Fue esa barda, en donde nos reuníamos cada sábado. Durante la feria del libro, bailábamos con la orquesta de salsa, y nos besábamos. A veces fumábamos. Y te seguía queriendo tanto.
Nunca hablábamos en la escuela.
Para serte sincera, tenía esperanza de que en uno de esos días, me pedirías que regresara contigo,en especial ese día en el que me preguntaste que si me seguías gustando, yo dije que tal vez. Me seguías gustando, te seguía queriendo.
Mis sábados eran mejores cuando estaba contigo y más cuando llovía, me gustaba que estuvieras conmigo en los días de lluvia. Me gustaba que me tomaras fotos, aunque siempre dije lo contrario.
 Me terminaste tres veces, aunque no fuéramos nada. Siempre decías que era la última vez, pero al día siguiente volvía a llamar y te volvía  ver. Y me volvías a besar.

Hasta que yo hablé. Hasta que perdí el último  trozo de mi esperanza de volver y me di cuenta de que tú no me querías. Y yo te quería demasiado


Y por eso te dejé, por pinch... Bueno, en realidad tú me dejaste, por pinche culero.


****
No puedo estar más que eternamente agradecida por este maravilloso texto que me envío una de mis mejores amigas: Jocelyn. Aquí estamos las dos, cumpliendo lo que alguna vez prometimos, nuestra versión de "y por eso rompimos" ¡Esperen la mía! a menos que estén demasiado hartas de escuchar sobre el Príncipe de Dinamarca.

Una mandarina que habla
¿he amado yo antes?
¡ojos, negadlo! 
Jamás conocí la belleza hasta ahora
fet

domingo, 23 de febrero de 2014

No te enamores de una chica que se hace la difícil

Inspirado en No te enamores de una chica que se hace la difícil

y todo quizá porque yo no me hago la difícil.  y no tengo una larga melena ondulante

Enamórate de una mujer difícil. No, mejor enamórate de mi y no me pongas etiquetas. 
Enamórate de mí, que no entiendo nada de poesía y pido simples capuchinos cuando me alcanza para ir a Starbucks.
Enamórate de mí, porque no soy igual que todas y si lo soy, poco me importa. 
No me describas diciendo que soy "complicada" "única" "especial" o "diferente". Llámame por mi nombre. 
Enamórate de mí.
Enamórate de mí porque no necesito hacerme la difícil para demostrar algo. 
Porque no me voy a fingir fría y esquiva.
Porque muestro mis sentimientos a mi manera, cuando llegue el momento. 
Y no es para mí una debilidad
Y si lo fuera, lo aceptaría sin más.
Porque no me interesa si tienes barba o titubeas.
Porque no escondo nada detrás de mi sonrisa, más que felicidad.
Porque me gustan los chocolates y los peluches.
Enamórate de mí, porque sé que nunca vas a ser un personaje de novela.
Enamórate de mí, porque comento los programas de moda, voy al gimnasio y me gustaría bajar de peso.
Enamórate de mí por quien soy. y quien soy, es la suma de todos los demás.
Enamórate de mí. 
Y cabe la posibilidad de que yo me enamoré de ti.
y lo haré porque quiero hacerlo. 
y lo haré para siempre.


****
¡Muchachas! Se me está empezando a mezclar todo en la cabeza, mientras estoy escribiendo esto. Debe ser porque acabo de leer la apología de Platón y tengo más actos fallidos que granos en la cara. Leí hace un tiempo el escrito de @ayguapa, y aunque me gusta mucho su cuenta en Twitter no puedo más que detestar lo que publicó, la prosa no la crítico, cada quien tiene su propio estilo. Pero...

¿Por qué siempre tenemos que ser diferentes/complicadas para que alguien se enamore de nosotras? ¿No basta con ser nosotras mismas y ya?  ¿Por qué tanta preocupación? ¿Por qué tengo que demostrar que soy diferente?  ¿No eso se nota solo?
Toda la descripción me parece un poco "wannabe" "ay sí, soy diferente" "soy dramática, chaparrita y berrinchuda" "lo bueno de ser fría, es que cuando demuestro algo es de corazón" 
Ay no mames.
Bueno, esa sólo es mi opinión. Hay que aceptarlo, muchachas. Mis gustos son míos por los demás, pero si los conservo es por convicción propia. No hay que ir contra la corriente, nomás porque sí.
Una mandarina que habla

martes, 18 de febrero de 2014

Orquídeas

Quiero decirte muchas cosas. 
Quiero decirte, por ejemplo, que estoy intentándolo. Y que eso, la mayoría del tiempo, me duele mucho. Quiero decirte que los ojos se me llenan de lágrimas con estas líneas.
Y que siento el gran esfuerzo que hago por vivir, y , eso no es vivir. 


Quiero decirte que a veces, me obligo a caminar, a hablar con la gente, a sonreír, cuando lo único que quiero es desaparecer.  Y quiero decirte también, no, quiero que sepas, que entiendas, que cuando estoy contigo las voces en mi cabeza guardan por fin silencio, que no escucho a los corderos en el matadero. Que calmas el alboroto, que cuando estoy contigo las cosas no me dan igual, que cuando creo que todas las personas me irritan, tú me demuestras lo contrario. Quiero decirte, que en este instante, te amo. 
y que, contigo, no pienso en el para siempre, ni siquiera en el mañana, porque el hoy es suficiente. 

******
¡ay! ¡ay! ¡ya mátenme! les prometo que lo intenté, con todas las fuerzas de mi corazón, controlarme y no venir a llenarlos con entradas cursis, ¡no pude evitarlo! Quería publicar una entrada y me negaba a escribir algo como: no tengo inspiración, pero quiero que sepan que sigo viva y que seguiré trabajando con el blog, así que me obligué a pensar en algo que saliera desde el fondo, algo real, algo que fuera mío. 
Se llama orquídeas, porque hay un lugar en mi ciudad, la cueva de la orquídea, donde suelo ir los sábados, junto con Ofelia, y he llegado a pensar que es el único lugar donde puedo ser yo.
Tengo mil entradas pendientes, y así que me verán más seguido por aquí, lo prometo. Sé que siempre lo digo, pero estoy motivada muchachos. ¿Qué tal el 14 de febrero? ¿Siguen empeñadas en ser infelices?


Una mandarina que habla
(por favor, no me llamen así en la escuela, los odio)
(excepto a ... )
¡Adiós!




viernes, 7 de febrero de 2014

Cruel Intentions

Ana Karenina de Tolstoi comienza con la frase: "Las familias felices son todas iguales, mientras las infelices lo son cada una a su manera" y a mi gusto, aplica perfecto a las relaciones de pareja.
Y en las malas relaciones, tengo que admitir, estoy cerca de un doctorado. Hay una pregunta, que con frecuencia, me da vueltas en la cabeza y aún no puedo encontrar la respuesta. ¿Por qué las personas siguen en una mala relación, aún cuando saben que es una mala relación? ¿Por qué elegimos ser infelices?
Las malas relaciones no se manifiestan sólo de una forma, lo que sucedió con el Príncipe de Dinamarca y conmigo, es quizá una entre tantas, pero en estos días, con el catorce de febrero acercándose, a donde quiera que voy me topo con estos casos. 

¿Cómo saberlo?
No vamos a engañarnos, ustedes lo saben, yo lo sé, sus amigos lo saben, los desconocidos lo saben, Twitter, Facebook e Instagram también lo saben. 
Esa sensación en la boca del estómago o en el fondo de tu cabeza que te dice que las cosas no están bien, que todo es extraño, que esperas que caiga la última gota, la que derramará el vaso y entonces comenzará el desastre.

Pero no se trata sólo de eso:

1.Indiferencia. ¿Hay algo peor que estar con una persona a la que le das igual? Sí, y es una de esas personas que un rato son cariñosas, atentas y luego desaparecen por semanas, no te contestan el teléfono y están misteriosamente ocupados todo el tiempo. 
Cuando cumplí 18 años, el Príncipe de Dinamarca y yo estábamos en proceso de regresar, su cumpleaños es un día después así que lo vi en un parque cerca de su casa y le di un regalo: uno de mis libros, globos y una caja gigantesca. No gasté demasiado, tengo que admitirlo, en el camino de regreso mientras lloraba y Ofelia me consolaba, deseé no haber gastado NADA. Apenas me felicitó... no esperaba un collar de diamantes o unos aretes, mi resentimiento residía en que durante toda la semana no dedicó ni siquiera cinco minutos a escribirme una carta, un poema, una simple frase, una rosa de 6 pesos. (Y esa es la razón por la que rompimos, jaja) 
¿Se dan cuenta de la ironía que representa estar con una persona (sí,tú elegiste estar con ella) y decidir ser cortante, grosera o indiferente? 

2.Culero. No hay otra palabra para definirlo, lo siento. Chicos y chicas que tratan mal a sus parejas, ¿quién les hizo tanto daño? Quién les dijo que bajarle el autoestima es una forma de enamorar. ¿quién?

"Si un tipo no te llama, es porque no quiere llamarte. Cuando un hombre te trata como si le importaras un carajo, realmente le importas un carajo.
-Simplemente no te quiere" 

(repite esto antes de dormir, ir al baño, bañarte, salir de tu casa)

3.Peleas. Al final de mi relación con el Príncipe de Dinamarca todo eran peleas, yo creía que el no estaba interesado en mí y prácticamente tenía que rogarle para que me hablara o saliéramos a veces sí, estaba de mal humor o había tenido un mal, pero llegar a casa y encontrarme con sus respuestas monosilábicas o pláticas sin sentido me exasperaba aún más.

4. Celos. ¿Pos qué? ¡Ni que no fuera humana! El problema es que a veces se salen de control y terminas revisando los Favoritos de los Favoritos de los Favoritos y resulta que tiene una foto de una chica que conoce.

Según yo, con mi maestría y doctorado en el tema, siempre que no te sientas a gusto en una relación es mala. 
Lo primero que harás será hablar con la otra persona, intentar de alguna forma hacer que las cosas funcionen, lo que implicaría un esfuerzo sobrehumano por las dos partes y eso, incluso, es el camino fácil.
Terminar es lo difícil, en el fondo sabemos que es la única solución, que no queda de otra, pero no nos atrevemos a dar el paso, ni uno ni otro. ¿Por qué? Quizá es demasiado cómodo, quizá necesitamos el drama que las malas relaciones traen a nuestra vida, quizá seguimos esperando que la otra persona cambie, que se convierta en lo que fue o en lo que deseamos que sea. 
Eso no sucederá.

Como es obvio, mi mamá (y toda mi familia) le agarró un odio jarocho al Príncipe de Dinamarca y yo comencé a mentir, les decía a todos que me había comprado rosas cuando yo (patética) me las auto-compré en el mercado, decía que platicábamos a todas horas, que era lindo, detallista, muy romántico. Y al final, las cosas cayeron por su propio peso. Nuestra relación no era lo que yo necesitaba, nos estábamos aferrando a algo sin sentido, a algo estúpido y doloroso, nos llenamos de rencor, de cosas no dichas, me cansé de renunciar a lo que yo quería. 

Le hubiera perdonado todo, engaños, golpes, mentiras, insultos; cuando me di cuenta de eso me asusté, ¿eso era lo que realmente quería?
Y le dije adiós y... fue como respirar profundo después de un largo tiempo, como un salto en una alberca fría en un día caluroso. 

Entonces todo tuvo sentido.



*****
¡Hola! Una entrada medio improvisada entre mis cena de hot-dogs y tarea del curso. Estoy planeando algo nuevo para el blog, secciones más interesantes, de vanguardia, me nominaron a un premio (que no he hecho,  ¡ups!) y una pregunta decía: "¿que hace tu blog que no hagan otros?" o algo así, y se me ocurrieron algunas ideas,después de entrar en una crisis existencial por mi poca originalidad. No quiero anunciar nada hasta que lo tenga ya todo listo. Mi nuevo semestre me da muchísima flojera, todas las materias me aburren de sobremanera, hoy estuve intentando morder a Rosa en clase.  

No olviden visitar:

Una mandarina que habla
Que está muy enamorada
locamente enamorada
irracionalmente enamorada

martes, 4 de febrero de 2014

Sueño de una noche de verano

Si me conoces, sabrás que soy la más grande fan de William Shakespeare
Esta maravillosa fascinación se desarrolló gracias a mi maestro de teatro y sus increíbles explicaciones sobre el trasfondo de las obra.
¿La conocen?  Ya había mencionado antes que es la única original de El Bardo y fue escrita para servir de divertimiento en las nupcias de personajes nobiliarios de la corte de Isabel I.

Estas son mis citas favoritas:
"Lisandro: ¡ay de mí! Cuanto llegué a leer o a escuchar, ya fuese de historia o de romance, muestra que jamás el camino del verdadero amor se vio exento de borrascas."

"Elena: el amor puede transformar en belleza y dignidad cosas bajas y viles, porque no ve con los ojos sino con la mente."

"Botton: la razón y el amor se avienen bastante mal en estos tiempos."

"Puck: que por un hombre verdadero hay un millón que faltan a sus juramentos."

"Demetrio: mi corazón estuvo con ella sólo como un huésped pasajer, y ahora vuelve a su hogar."

y mi favorita:
"Los enamorados y los locos viven tan alucinados y con tan caprichosas fantasías que imaginan más de lo que la fría razón puede comprender"

******
Y eso es todo, de verdad me costó mucho llegar a publicar algo, justo hoy regresé a la escuela y lo cierto es que mi ánimo es una mezcla extraña, me siento enamorada y feliz ¿saben lo difícil que es escribir así?

No olviden visitar:


Participo en dos de los concursos de Los Poemas Cuelgan Del Cielo, están muy interesantes, creo que es fácil encontrar alguno que te llame la atención. Anímense a participar. Click para ir